Friday, October 26, 2007

Sueño de una tarde de otoño

Mis ojos se cierran bajo el influjo del estupor de la tarde. El sofá me atrae hacia su interior y mi cuerpo se hunde en él … caigo… el sol radiante en el horizonte me ilumina la cara y me ciega… es un calor agobiante, creo que me evaporo… un rato más y pasaré a formar parte de las nubes que llegarán al caer la tarde… esas nubes que del calor que soportan andan teñidas de rojo, como tez quemada al sol… o heridas por el tiempo lento de una tarde de verano… esas nubes que viniendo una y otra vez recuerdan la ciclicidad del tiempo… la felicidad pasajera, la brevedad del gozo… nubes que sabemos se irán al cabo de un rato, cuando el tiempo imparable, como flecha envenenada, dicte la llegada de la noche. Las nubes se irán y con ellas el sol que las hiere, persiguiéndolas por el horizonte, en una carrera sin final. La pálida luna, temerosa que de los rayos del sol dañen el blanco de su rostro, asomará tímidamente por el horizonte. ¡Ánimo Luna, puedes salir, el Sol se fue! Las flechas del tiempo, rasgarán la bóveda celeste y harán que aparezcan las estrellas, titilantes en la oscuridad de la noche, una por cada pensamiento agradable que pasó fugaz por nuestra mente… La arena de la playa, el canto de las aves marinas, la brisa del mar, me susurra al oído palabras que no alcanzo a comprender… Mi mano llena de arena, grano a grano cayendo al lugar de donde procede… polvo eres y polvo te convertirás… los granos de arena que parten de mi mano, siguen trayectorias dispares, el viento juega azaroso con ellos… se creen dueños de su destino, de su caída, pero no son más que juguetes de la brisa del mar… ¡cuán parecidos a nuestras vidas! Poco a poco gano consciencia y me encuentro tendido sobre el sofá… sus ganas de tragarme han pasado y el sueño me deja escapar de sus fauces. Me incorporo, es el final del sueño, la vida comienza otra vez.

1 comment:

luisete said...

que te fumas antes de las siestas???
ya sabes que la fabada sienta mal...
jajajaja
un abrazo machote